A gusto con su imagen

agustoconunimismoHablemos de cómo estar a gusto con nuestro aspecto físico. Muchas personas, tanto hombres como mujeres, se enfrentan a una baja autoestima e inseguridad sobre su aspecto físico en algún momento de sus vidas. Quizás deseamos tener una piel más radiante o que nuestra barba sea más poblada. La imagen corporal está ligada a nuestra autoestima, ¡pero no hay motivo por el que no podamos estar a gusto con nuestro cuerpo! Sin tener en cuenta qué aspecto tenemos, es importante afrontar quienes somos a día de hoy y dejar atrás el pasado. Olvide los cánones de belleza y encuentre la confianza desde su interior. Y lo mejor de todo es que, si no estamos a gusto con algo, tenemos el poder de cambiarlo.

Afrontémoslo, los pequeños complejos que más nos preocupan pasan desapercibidos para los demás.

Independientemente de cómo lo hagamos, cuando empezamos a trabajar en nosotros mismos y vemos cambios, nuestra autoestima empieza a crecer. Todo el mundo tiene preocupaciones sobre su aspecto, pero tenemos la capacidad de mejorar la imagen que tenemos de nosotros mismos. A continuación se muestran tres sencillas normas que podemos seguir para estar a gusto con nuestra imagen e incrementar la autoestima.

La imagen que tenemos de nosotros mismos y la autoestima van de la mano

– A gusto con su imagen. Regla 1: ¡Sea realista!

Tener una apariencia distinta a cuando tenía 22 años es bueno. Para muchos de nosotros mirar las fotos del pasado en las que vestimos la ropa que por entonces estaba de moda nos evoca rápidamente frases del tipo “¿en qué estaba pensando para ponerme eso? ¡Ahora estoy mucho mejor!”. Admitámoslo de una vez por todas: ¡ahora estamos más guapos que antes!

– A gusto con su imagen. Regla 2: Céntrese en lo positivo

¿Reconoce esa sensación cuando alguien le dice, sin esperarlo, que le gustan sus zapatos o que le encanta su peinado? O cuando alguien le pregunta: ¨¿ha estado haciendo deporte?”. Piense en cómo se siente en esos momentos. Todos tenemos muchos atributos positivos pero, en ocasiones, la percepción de un aspecto negativo nos ciega y no vemos los muchos aspectos positivos que poseemos.

Mírese en el espejo y concéntrese en las cosas buenas más que en las malas. ¿Tiene el pelo brillante, ojos grandes, dientes blancos, hombros bronceados o piel radiante? Recuérdese cada día lo mucho que se gusta a si mismo.

– A gusto con su imagen. Regla 3: Cambiar es bueno.

Si quiere cambiar algo de sí mismo, no espere. Si es su pelo, cambie de look. ¿Preocupado por su peso? Hoy es el día de abrazar el estilo de vida activa y saludable (y Herbalife puede ser la respuesta). Cuanto antes empiece a hacer el cambio, antes empezará a sentirse mejor consigo mismo.

Recuerde que la belleza está en el ojo del que mira, no en las páginas de una revista de moda. Estire sus hombros hacia atrás, póngase erguido, alce su barbilla y sonría. Ámese a si mismo, a su familia y amigos. Regálese buenas palabras a usted y a los suyos cada día y tenga seguridad en sí mismo. La autoestima genera positividad. Hoy es el día de cambiar a mejor. Una imagen positiva de uno mismo equivale a tener autoestima.

Escrito por la experta de belleza Jacquie Carter. Jacquie es Directora de Nutrición Externa en Herbalife. Formación en Productos de Nutrición Externa a nivel Mundial.

Deja un comentario